“Si me pregunta qué preferiría, preferiría que no hubiera visa”, dice Embajador de México en Canadá

CAROLINA TEVES / TORONTO /
El Embajador de México en Canadá, Francisco Barrio, habla sin muchos rodeos. La relación entre estos dos países pasa por uno de sus mejores momentos, asegura, a pesar del gesto poco cortés que tuvo este año el gobierno del Primer Ministro Stephen Harper de imponerles el requisito de visa a los mexicanos que quieren llegar al país.
“Nosotros tratamos hasta el último minuto de que el problema se atacara de otra manera, propusimos al gobierno canadiense otro tipo de medidas para tratar de abatir ese número de solicitudes de refugio, no los convencimos. Le digo, no nos gusta la medida pero la entendemos, entendemos que ellos tenían que resolver ese problema que les iba aumentando considerablemente año con año”, explicó el diplomático en entrevista concedida a RevistaDebate.ca durante una breve visita que realizó a Toronto.
PREGUNTA: ¿Cuál es la situación en que se encuentran en este momento las relaciones entre México y Canadá?
RESPUESTA: La relación entre México y Canadá es para los dos países una de las importantes. Para México la relación con Canadá es altamente estratégica, y para Canadá la relación con México también lo es, por una razón muy sencilla: Canadá es el tercer socio comercial de México y México es el quinto socio comercial de Canadá, y ya eso define muchas cosas. El comercio entre México y Canadá es más grande que el comercio que Canadá tiene con Alemania, con Francia e Italia juntas, y el comercio que Canadá tiene con México es más grande que el que tiene con todo el resto de Latinoamérica. Eso da una idea de la importancia que la relación tiene para los dos, y en 65 años que llevamos de relaciones diplomáticas no hay registro de un solo conflicto, de algún momento realmente álgido, tenso, que hayamos realmente estado en una situación difícil o que se hubiera llegado a los extremos de que estuviera peligrando la relación. Nunca, siempre ha sido una relación cordial, amigable, muy constructiva que en los últimos años además ha tenido el elemento adicional de que ha crecido nuestro comercio.

P: ¿Qué tanto ha influido en esa relación el Tratado de Libre Comercio de Norte América (NAFTA) que se firmó en el año 1994?
R: Muchísimo. Fue muy importante el Tratado de Libre Comercio para el crecimiento del comercio entre Canadá y Estados Unidos y entre México y Estados Unidos, pero en ningún lado fue tan importante como en la relación entre México y Canadá. El comercio que nosotros teníamos en 1994 con relación al que tenemos ahora se refleja un crecimiento de cinco veces, más de un 500 por ciento ha crecido en 15 años. Yo no creo que haya en el mundo entero muchos casos de un crecimiento tan acelerado. Entonces, el NAFTA ha sido para la relación mexicana muy importante.

P: A nivel político ¿cómo han estado las relaciones entre México y Canadá durante los últimos años? ¿Ha habido variantes con los cambio de gobierno en México o con los cambios de gobierno en Canadá?
R: La relación ha sido consistentemente buena, lo mismo cuando ha sido un gobierno liberal que cuando ha sido un gobierno conservador, la relación ha sido muy buena. Pero existe otro factor que no debe perderse de vista: hoy en día, en medio de la recesión mundial, los flujos de turismo en todo el mundo han bajado, la gente está viajando mucho menos de vacaciones, y hoy por hoy probablemente el único turismo que sigue creciendo hacia México es el canadiense, ya es el segundo más importante, el número de turistas canadienses que viajan a México cada año es más grande que el número de todos los turistas europeos juntos, porque todos los países europeos no logran juntar tanto turistas a México como los que van de Canadá. Y el canadiense que va de turismo a México permanece un número de días más alto que los de otros países, hacen un buen gasto por noche cuando van allá, es un turismo que valoramos mucho. Este es otro elemento que es muy importante en nuestra relación

P: Y las situaciones difíciles que han sucedido en los últimos meses en México, como los casos de turistas canadiense que han sido asesinados o la delincuencia en general que ha aumentado dramáticamente, ¿cómo han afectado estas situaciones el flujo de turistas canadienses hacia México?
R: No lo han afectado. Es cierto que ha habido esos casos y han tenido una gran cobertura en medios de comunicación, pero finalmente pues es un caso en un flujo de un millón y cuarto de visitantes al año, y este es un caso en los últimos tres, cuatro años. No ha afectado el flujo, tan no lo ha afectado que este año, hasta el 30 de abril, el turismo canadiense hacia México mostraba un crecimiento del 23 por ciento con relación al mismo periodo del año pasado. Claro, vino la influenza, la gente se inquietó y dejó de viajar, pero ya ahorita los flujos de turismo han vuelto al nivel que tenía, y las proyecciones que hay para el año que entra, lo que se ve ya de paquetes que ya están vendidos, lo que las aerolíneas y las agencias de turismo canadiense tienen preparado, se espera un crecimiento más o menos del mismo tamaño para el próximo año, arriba del 20 por ciento.

P: Y con la imposición por parte del gobierno canadiense del requisito de visa a los mexicanos ¿se ha detenido el flujo de turistas mexicanos hacia Canadá?
R: Ha disminuido considerablemente. Yo estoy a la búsqueda de estadísticas, me reuní en Toronto con algunos hoteleros pidiéndoles si me pueden ayudar a construir esta información de cómo ha estado la afluencia de turistas mexicanos, y me van a ayudar con esta información, pero sí se ha caído considerablemente, sí hay una afectación a toda la industria turística canadiense desde que entró en vigor el requerimiento de la visa.

P: Pero en la lógica de la buena relación que tiene México con Canadá, ¿no considera que ese fue un mal gesto del gobierno canadiense al imponerles la visa a los mexicanos?
R: Bueno, pues mire, tenemos nosotros que entenderlo, no es algo que nos guste. Si usted me pregunta qué es lo que yo preferiría, yo preferiría que no hubiera la visa, sin embargo, tenemos que entender que el gobierno canadiense efectivamente si estaba resintiendo un problema serio con el número de personas que está viniendo a solicitar refugio, y reconocemos que en muchos de esos casos esas solicitudes de refugio no eran justificados

P: ¿Era efectivamente un problema real para el gobierno canadiense?
R: Sí, es un problema real, tenemos que aceptarlo, tenemos que entenderlo. Nosotros tratamos hasta el último minuto de que el problema se atacara de otra manera, propusimos al gobierno canadiense otro tipo de medidas para tratar de abatir ese número de solicitudes de refugio, no los convencimos. Le digo, no nos gusta la medida pero la entendemos, entendemos que ellos tenían que resolver ese problema que les iba aumentando considerablemente año con año.

Be the first to comment on "“Si me pregunta qué preferiría, preferiría que no hubiera visa”, dice Embajador de México en Canadá"

Leave a comment