Partido de gobierno de El Salvador aparentemente está en la “lista negra” canadiense

OSCAR VIGIL / TORONTO 
Oficialmente, el actual partido de gobierno en El Salvador, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), no es considerado como organización terrorista por el gobierno canadiense. Sin embargo, la práctica parece indicar todo lo contrario, ya que la que fuera una de las fuerzas guerrilleras mejor organizadas del continente, la cual negoció la paz en el año 1992 y desde entonces construyó el camino para llegar al poder por medio del voto, continúa en “la lista negra” que maneja el Ministerio de Seguridad Publica del gobierno canadiense.
Esta situación quedó desvelada el mes pasado, cuando el actual Magistrado Presidente del Tribunal Supremo Electoral de El Salvador, Eugenio Chicas, quien fue uno de los comandantes de la otrora guerrilla salvadoreña, y quien ahora viaja con pasaporte diplomático por el mundo, fue retenido por las autoridades migratorias canadienses cuando este arribó al aeropuerto internacional Pearson de Toronto.
Chicas confirmó a diversos medios de comunicación que las autoridades canadienses lo retuvieron durante 24 horas y le decomisaron su pasaporte diplomático cuando ingresó al país.

El incidente ocurrió la noche del viernes 19 de junio, cuando funcionarios de la Agencia de Servicios de Frontera de Canadá (CBSA, por sus en inglés) le dijeron “que no podía ingresar al país por ser miembro de una organización cuestionable”, aseguró Chicas.

Los oficiales también retuvieron el pasaporte diplomático del magistrado salvadoreño y le indicaron que no podía dejar la ciudad mientras investigaban su situación.

Chicas tenía programado viajar pocas horas después a Ottawa para participar en una reunión de organismos electorales del continente, el cual era auspiciada por Elecciones Canadá y por la Organización de Estados Americanos (OEA). Sin embargo, debió dormir en un hotel aledaño a la terminal aérea y esperar que el incidente se aclarara.

“Ellos tenían en sus computadoras información de la época del conflicto”, explicó Chicas, agregando que por si fuera poco, “yo uso pasaporte diplomático y me habían estampado una visa de turista”.

“Ellos me dijeron que por mi afiliación con la organización (con el FMLN) no me podían dejar ingresar al país. Yo les dije que la guerra en El Salvador terminó hace 17 años y que el FMLN es ahora el partido de gobierno en El Salvador, pero ellos me dijeron que esa era la información que ellos tenían disponible”, explicó el funcionario salvadoreño.

Una revisión de la “Lista de Organizaciones Terroristas” que maneja el Ministerio de Seguridad Pública de Canadá deja claro que el FMLN no está incluido en ese listado de 41 organizaciones, misma que fue actualizada el 28 de noviembre del año pasado.

Chicas había viajado a Canadá invitado directamente por el gobierno canadiense para participar en el evento de organismos electorales del continente.

Según el magistrado efemelenista, la embajadora de Canadá en El Salvador, Claire Poulin, se comunicó por teléfono con él para pedirle disculpas por la molestia y asegurarle que el malentendido se iba a resolver, y de igual forma recibió disculpas de varios burócratas canadienses y de los directivos de Elecciones Canadá.

No obstante, los oficiales de Inmigración le habrían retenido el pasaporte diplomático y le habrían advertido que debería retornar inmediatamente a Toronto para regresar a El Salvador una vez finalizada la conferencia en Ottawa.

“De Toronto a Ottawa yo viajé sin pasaporte, solamente con mi DUI, y hasta que salí de Canadá me devolvieron mi pasaporte”, detalló el funcionario.

Chicas aseguró que durante todo el incidente fue tratado respetuosamente, pero que el incidente le hizo perder el vuelo que tenía programado para la capital del país.

“Obviamente me sentí inconfortable porque yo he estado anteriormente en dos ocasiones en Toronto y nunca había tenido ningún problema”, aseguró.

La detención de Chicas en el aeropuerto internacional de Toronto sucedió pocos días después de que en El Salvador se realizara el traspaso de mando en el cual por primera vez en la historia del país centroamericano un gobierno de izquierda llega al poder.  En dicho traspaso de mando estuvo presente el Ministro de Estado de Relaciones Exteriores para las Américas, Peter Kent, quien sostiene que Canadá está interesado en colaborar con las nuevas autoridades salvadoreñas.

“Tuve el honor de ser invitado para representar a Canadá en la ceremonia de inauguración del presidente (Mauricio) Funes, y creo que en Canadá estamos muy impresionado en la forma en que el gobierno saliente dio paso al nuevo gobierno, por la forma en que manejan las dos administraciones la transición. Fue una transición muy delicada, como ustedes saben, pero se manejó muy bien, y creo que el presidente Funes -tuve la oportunidad de reunirme con él antes de la elección y después de la inauguración- ha demostrado un gran liderazgo y una gran habilidad en el montaje de un gabinete que representa a todos los sectores de la sociedad salvadoreña, y Canadá espera trabajar con su gobierno a través de ese espectro para asegurar que el futuro sea bueno, seguro y próspero”, dijo Kent en una entrevista con Revista Debate escasos días antes de la detención de Chicas.

Cuestionado sobre si Canadá temía que el nuevo gobierno salvadoreño asumiera posiciones políticas con las cuales no pudieran estar de acuerdo, el funcionario explicó que efectivamente se han escuchado preocupaciones al respecto, “pero sin duda, desde la elección, el presidente ha demostrado ser muy equilibrado y muy hábil en la manera en que ha montado su gabinete, y en la forma en que ha hablado a la gente de El Salvador acerca de las preocupaciones mutuas, sus objetivos mutuos, las razones que tiene la sociedad salvadoreña para estar unida y, por supuesto, ir en una orientación política diferente a la del anterior gobierno, sin ningún aspecto negativo de los que algunos observadores han sugerido podría presentarse”.

“El gobierno de Canadá es muy favorable y quiere trabajar con el presidente del gobierno de todas las maneras posibles, creo que ha demostrado su capacidad para abrazar los ideales democráticos para reconciliar a la población, y dar la bienvenida a algunos salvadoreños que han huido del país durante los años de la guerra. No busca polarizar la sociedad, no busca antagonizar con aquellos que estuvieron del otro lado hace muchos años durante el conflicto”, insistió.

Agregó que incluso durante su viaje a El Salvador estuvo muy complacido de haberse reunido “con un gran número de de jóvenes, de profesionales jóvenes que llegaron aquí (a Canadá) como niños pequeños en los años 80, que ahora tienen títulos universitarios en campos especializados, abogados, médicos, administradores, gerentes comerciales, y muchos que han regresado (a El Salvador) de hecho a proporcionar conocimientos especializados a diferentes nuevos ministerios de las áreas de comercio, en los ámbitos de la justicia, y creo que fue maravilloso verlos ahí. Otros solo estaban ahí de forma temporal, ellos tomaron sus vacaciones para ir a la inauguración, pero tienen puestos de trabajo en Canadá y nuevas familias en Canadá. Pero creo que la diáspora salvadoreña en Canadá sigue estando muy de cerca en su tierra natal”.

De hecho, Kent fue uno de los funcionarios canadienses con quien Eugenio Chicas se reunió en Ottawa durante la actividad de organismos electorales, y uno de los funcionarios quien aparentemente le pidió disculpas por los inconvenientes que tuvo con los oficiales migratorios. Sin embargo, las simples disculpas protocolarias podrían no tener ningún efecto significativo si no van acompañadas de acciones oficiales, dado que muy probablemente dentro de poco, Chicas o alguno de sus compañeros ex guerrilleros deberá viajar a Canadá y podría seguir siendo tratado como miembros de una organización terrorista, cuando efectivamente el ahora partido político en el gobierno, el FMLN, no está incluido en la lista negra canadiense.

La Lista de “Organizaciones Terroristas” que maneja el Ministerio de Seguridad Publica de Canadá es la siguiente:

    *  Abu Nidal Organization (ANO)
    * Abu Sayyaf Group (ASG)
    * Al Jihad (AJ)
    * Al Qaida
    * Al-Aqsa Martyrs’ Brigade (AAMB)
    * Al-Gama’a al-Islamiyya (AGAI)
    * Al-Ittihad Al-Islam (AIAI)
    * Ansar al-Islam (AI)
    * Armed Islamic Group (GIA)
    * Asbat Al-Ansar (“The League of Partisans”)
    * Aum Shinrikyo
    * Autodefensas Unidas de Colombia (AUC)
    * Babbar Khalsa (BK)
    * Ejército de Liberación Nacional (ELN)
    * Euskadi Ta Askatasuna (ETA)
    * Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)
    * Gulbuddin Hekmatyar
    * Hamas (Harakat Al-Muqawama Al-Islamiya) (“Islamic Resistance Movement”)
    * Harakat ul-Mudjahidin (HuM)
    * Hezb-e Islami Gulbuddin (HIG)
    * Hizballah
    * International Sikh Youth Federation (ISYF)
    * Islamic Army of Aden (IAA)
    * Islamic Movement of Uzbekistan (IMU)
    * Jaish-e-Mohammed (JeM)
    * Jemaah Islamiyyah (JI)
    * Kahane Chai (KACH)
    * Kurdistan Workers Party (PKK)
    * Lashkar-e-Jhangvi (LJ)
    * Lashkar-e-Tayyiba (LeT)
    * Liberation Tigers of Tamil Eelam (LTTE)
    * Mujahedin e Khalq (MEK)
    * Palestine Liberation Front (PLF)
    * Palestinian Islamic Jihad (PIJ)
    * Popular Front for the Liberation of Palestine – General Command (PFLP-GC)
    * Popular Front for the Liberation of Palestine (PFLP)
    * Salafist Group for Call and Combat (GSPC)
    * Sendero Luminoso (SL)
    * Vanguards of Conquest (VOC)
    * World Tamil Movement (WTM)

Be the first to comment on "Partido de gobierno de El Salvador aparentemente está en la “lista negra” canadiense"

Leave a comment