Gobierno busca acercamientos con comunidad hispana y establece mecanismo de comunicación constante

OSCAR VIGIL / TORONTO 
Quienes llegaron a la reunión con expectativas de acuerdos concretos probablemente quedaron desilusionados, pero quienes vieron en este primer encuentro una oportunidad de poder conversar directamente con funcionarios de alto nivel del actual gobierno, salieron convencidos de que, hoy por hoy, la comunidad hispana puede estar comenzando a ser considerada más seriamente por los políticos de este país.
Peter Kent, Ministro de Estado de Relaciones Exteriores para las Américas, se reunió recientemente con una veintena de líderes de la comunidad hispana radicada en Toronto, para compartir análisis y visiones de trabajo tanto sobre Canadá como también sobre los diferentes países que conforman el continente americano. De igual forma, la reunión sirvió para plantear necesidades concretas de la comunidad hispana, mismas que van desde aspectos migratorios hasta de infraestructura social.
La sala de reuniones en el piso 24 del 150 de King St. West, en el centro de Toronto, estaba preparada para alojar a 24 personas: 21 miembros de la comunidad hispana, el Ministro de Estado de Relaciones Exteriores para las Américas, Peter Kent, su asistente especial David Beldous, y el Asesor Regional Senior de la Oficina del Ministro de Ciudadanía, Inmigración y Multiculturalismo, Ted Opitz.

Eran minutos pasados las 2 de la tarde del 14 junio cuando, sin mucho protocolo, Opitz abrió la reunión ratificando que el Ministro de Ciudadanía e Inmigración, Jason Kenney, con quien inicialmente se había pactado el encuentro, había pedido al Ministro Kent para que condujera la reunión dado su nombramiento como “campeón de los temas que incumben a la comunidad hispana” hecho recientemente por el Primer Ministro Stephen Harper.

A partir de ahí, la conversación de aproximadamente dos horas de duración entre el Ministro Kent y los miembros de la comunidad hispana transitó por temáticas como la migratoria, enfocada particularmente en aspectos como la necesidad de un programa de regulación para los indocumentados, críticas ante el aparente estigma que el sistema de refugio canadiense está brindando a los ciudadanos de origen mexicano, y la necesidad de facilitar la acreditación de los profesionales entrenados en el extranjero.
Luego, se discutió también ampliamente la política exterior que el gobierno canadiense está desarrollando en América Latina, particularmente en sus relaciones con los gobiernos que pertenecen a la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA). Aquí, como era de esperarse, un tema tan polémico como este generó reacciones encontradas que pese al acaloramiento de algunos de los participantes fueron manejados muy hábilmente por el Ministro.

Otro aspecto que dominó parte de la reunión fue las regulaciones que el gobierno canadiense está implementando a las empresas nacionales que desarrollan la industria de la minera en diversos países del continente. Particularmente se abordó casos de Ecuador y de Perú, donde miembros de la comunidad pedían se exigiera más responsabilidad a las mineras en el tema del medio ambiente.

Oportunidades de negocios entre Canadá y América Latina, acceso a fondos para programas de la comunidad, así como también para proyectos de infraestructura, estuvieron también sobre la mesa en una discusión que fue amplia, incisiva en algunos momentos, pero siempre respetuosa entre todos los asistentes, entre quienes figuraban Vilma Filici, Presidenta el Congreso Hispano Canadiense, Eduardo Garay, Gente de Programa del Learning Enrichment Foundation, Lita González, Encargada de Relaciones con la Comunidad Hispana del Toronto Catholic District School Board, Mauricio Ospina, funcionarios del gobierno de Ontario en el área de mercadeo internacional, y María Páez Víctor, consultora de proyectos sociales y medioambientales, entre otros.

Al final, durante la tarde se había conversado de prácticamente todo lo que a la comunidad ahí reunida le podía interesar. No hubo acuerdos específicos, concretos, pero sí compromisos de tramitar iniciativas y de analizar propuestas… y por supuesto, de continuar con el mecanismo en busca de soluciones a las demandas de la comunidad.

“Para mí esta fue una oportunidad de reunirme con la comunidad hispana, porque el Ministro (Jason) Kenney había acordado reunirse para discutir asuntos de inmigración, pero es maravilloso, he estado mucho desde que fui nombrado hace 8 meses como Ministro de las Américas, visitando diferentes países, pero reconozco la importancia de las comunidades de las diásporas para proporcionar muchos de estos insumos, y creo que esto fue una verdadera revelación para mí… fue una muy buena reunión y creo que es importante que sigamos estas reuniones de manera periódica para discutir temas que atañen a varios ministerios, para dirigirse al gobierno en su conjunto”, aseguró el Ministro Kent una vez concluido el evento.

Explicó que al ser nombrado como Ministro de Estado de Relaciones Exteriores para las Américas, el Primer Ministro Stephen Harper le dio la misión de centrar básicamente toda su atención en los países del Caribe y de América Latina, y de apoyar los 3 pilares de su visión de América, que son: la prosperidad, la seguridad, y gobiernos democráticos.

“Y estos tres pilares están interrelacionados, están relacionados entre sí. En algunos países la seguridad es la prioridad más alta porque no se puede tener la prosperidad y el respeto de los derechos humanos y un proceso democrático, a menos que un país este sano y salvo y que la gente tenga la confianza de votar en elecciones libres y justas”, explicó, agregando que “en otras áreas, es la expansión de inversiones justas y del libre comercio – de mantenimiento de mercados abiertos y del desarrollo de los mercados”.

Como ejemplo dijo que desde que Canadá estableció el acuerdo de libre comercio con Costa Rica y con Chile, una cantidad respetable en el comercio bilateral se ha multiplicado significativamente porque la relación crece y se construye a sí misma. “Y estamos viendo qué hacer con todas las Américas, que quieren hacer acuerdos con nosotros, ya sea como grupos o como tratados bilaterales”, acotó.

En este sentido, aseguró que el papel de la comunidad hispana radicada en Canadá es el de apoyo, “proporcionando valiosa información sobre las percepciones y las realidades de estas nuevas relaciones, y también suministrando ideas, porque tu escuchas hoy en todos los rincones sugerencias de formas de mejorar en relación a los países de las Américas en otros niveles, además del nivel político y comercial, sino que también en términos de la investigación científica, en términos quizá culturales, con algunos programas académicos, algunos programas de becas”.

Básicamente, insistió, un papel que debe jugar la comunidad hispana radicada en el país es “para asegurarnos de que no se pierda nada y para asegurarnos de que realmente tenemos un amplio espectro de las percepciones y el análisis de las relaciones en las que estamos entrando”.

La reunión del Ministro Kent con dirigentes de la comunidad hispana tuvo su origen luego que hace unos meses Elvira Sánchez de Malicki fuera contactada por Ted Opitz, quien le pidió que sirviera como su vinculo con la comunidad Hispana ya que el Ministro Jason Kenney estaba interesado en conocer mejor y más directamente cuáles son las necesidades de la comunidad para tratar de resolverlas.

La sugerencia fue de empezar con pocas personas, idealmente miembros del Congreso Hispano Canadiense y algunas organizaciones bien establecidas, y que, poco a poco, se fuera expandiendo la participación de lo que eventualmente puede llegar a ser una coalición que trabaje en el desarrollo de proyectos.

Una  primera reunión se llevó a cabo con Opitz el 13 de abril, y una segunda el 25 de mayo. En esa segunda reunión fue que se fijó una “mesa redonda” para el 14 de Junio con el Ministro Kenney y 20 personas claves de la comunidad. Pero, luego que el Primer Ministro había asignado al Ministro Kent como “campeón de los temas que incumben a la comunidad hispana” (“the government’s champion of Hispanic issues”), fue el Ministro Kent quien finalmente asistió a la reunión con la comunidad.

Sobre la reunión llevada a cabo, Elvira aseguró que es obvio que tanto el gobierno como los políticos se están dando cuenta de que tienen que tomar mayor consciencia y prestar mayor atención a los países de América Latina y, como resultado, a los miembros de su comunidad, y que por tanto esa es la razón por la cual ahora se ha abierto un canal de comunicación más expedito con las autoridades.

“La participación de los asistentes fue de un calibre muy elevado y se hicieron presentaciones de mucho valor. En primer instancia se reiteraron los temas que se esperaba discutir con el Ministro Kenney, basados principalmente en ciudadanía, inmigración y multiculturalismo que son las áreas principales de su Ministerio. Ya que el Ministro Kent ha sido designado como “campeón de los temas que incumben a la comunidad hispana”, él no tan solo se enteró de los temas que se van a discutir con el Ministro Kenney, si no que también se comprometió a hacer todo lo posible por apoyarlos y empujar a que se concreticen”, aseguró Elvira.

Agregó que el Ministro Kent “fue muy generoso con su tiempo, con la atención y detalle que prestó a cada punto presentado y lo genuino que fue en su contestación a cada pregunta o tema. Finalmente el Ministro ofreció juntarse nuevamente con nosotros cuando lo consideremos necesario…  (y) evidencia de la concretización de esta oferta fue su presencia en el evento realizado por el Congreso Hispano Canadiense el pasado 26 de Junio en el que reiteró su compromiso a continuar trabajando con nuestra comunidad”.

Al ser cuestionada sobre si se podría decir de que los políticos están en este momento dando más importancia a la comunidad hispana debido a su número o su aporte al país, o porque todo indica que se avecina un nuevo proceso electoral y se necesitan votos, Elvira respondió que “teniendo la larga trayectoria que tengo es fácil caer en el cinismo y decir que esto no es nada más que una preparación al eventual proceso electoral en el país, pero fue hace casi un año que Michael Wilson (Embajador de Canadá en Washington) me habló de estas iniciativas y acercamiento y desde entonces hemos visto las visitas hechas a nuestros países por el Primer Ministro, varios miembros de su gabinete, como también de comisiones de diferentes índoles. Por lo tanto, más que tan solo oportunismo político parece ser parte de un verdadero plan de acercamiento”, aseguró.

Be the first to comment on "Gobierno busca acercamientos con comunidad hispana y establece mecanismo de comunicación constante"

Leave a comment