Fluye el arte hispano durante las Bodas de Sangre en el Teatro de Palmerston, de Toronto

CAROLINA TEVES/ TORONTO
En un esfuerzo por fomentar el arte escénico en español, el equipo teatral Crisálida  llevo a escenario otra de las piezas de la trilogía de Federico García Lorca. En esta ocasión Bodas de Sangre se constituye en una nueva propuesta que busca completar el circulo de las obras representativas de uno de los máximos dramaturgos de la literatura española del siglo XX.
Aplausos por un esfuerzo más de hacer teatro en suelo canadiense, fue la mejor recompensa de un buen número de jóvenes que se definen como amantes del arte y que gracias a espacios creados por iniciativas como el proyecto cultural Crisálida, tienen oportunidad de expresarse y desarrollarse en esta rama del arte. La composición del equipo de Crisálida tiene la particularidad de combinar la experiencia de unos, con el deseo de aprender  de otros; a esta mezcla  se suma  el condimento de la pasión de todos por hacer teatro.
El grupo  Crisálida fue fundado en el 2006 y en el 2008 hizo su primera presentación con La Casa de Bernarda Alba donde participó un elenco de más de 15 actrices .  En este segundo esfuerzo el número de participantes se multiplicó llevando nuevas caras al escenario.

De La Casa de Bernarda Alba a Bodas de Sangre el grupo dio un buen salto con la incorporación de otras técnicas de actuación como las representaciones de la luna y la muerte en la trama que inicia con los preparativos de una boda y que desemboca en un trágico final donde la  muerte es la que vence.  La obra fue interpretada con el acompañamiento de Thomas Duffin  en el repertorio musical  y Margarita María Rigó-Van Deyl  con la danza flamenca. Otro elemento que llamó la atención del público fue la creación de ambientes y escenografía  que inyectó una buena dosis de  dinamismo a  obra.

Aunque en el estreno no faltaron algunas fallas, como los subtítulos en inglés,  que fueron corregidas en las siguientes presentaciones, el público asistente se mostró satisfecho con esta nueva jornada. Laura Chávez, que lleva más de 15 años de vivir en Toronto, dijo sentirse satisfecha de poder tener la oportunidad de ver teatro en español.    

Iván Lemus, fundador y  director del Equipo Teatral Crisálida, se mostró complacido por el éxito de la obra: “tenemos casa llena y eso es una muestra de la acogida que hemos tenido”.  En relación con las interpretaciones de los personajes, Iván  Lemus  destacó el trabajo realizado por los  actores y actrices, así como la incorporación de nuevos elementos en la presentación, al explicar que “estuvo muy bueno, hoy hemos tenido muchos más recursos que en la presentación anterior, hemos tenido modificaciones en el tema musical, efectos especiales, esta es nuestra segunda producción en grande”.

El director de Crisálida explico a Revista Debate que la meta es completar la trilogía rural lorquiana por lo que anunció que a finales de Noviembre o principios de Diciembre estarían  llevando a escenario a Yerma. Con esta presentación culminarían el primer repertorio completo  producido por el grupo.

“El teatro es poesía que se sale del libro para hacerse humana”

El grupo teatral Crisálida busca hacer honor a la frase célebre de Federico García Lorca al intentar transmitir a través de los recursos corporales el mensaje de la literatura. Lemus afirma que este esfuerzo por hacer teatro está marcado por el amor al arte de cada uno de los integrantes del grupo y por el deseo de demostrar el valor y la riqueza cultural de la comunidad latina en Canadá. Llamados por esta necesidad muchos jóvenes se han venido sumando al proyecto cultural que se ha convertido en una ventana que les permite  proyectarse como artistas, coinciden los integrantes.

Inspirada en la pasión de su madre por el arte escénico, Margarita Rigo se incorporó al elenco de Crisálida donde interpretó el papel de la esposa del novio y también realizó varias intervenciones con danza flamenca.  Margarita Rigo dijo sentirse satisfecha y motivada para seguir haciendo teatro .

En similares términos se expresó Jeannette Burgos, que en la presentación anterior interpretó el papel de Bernarda Alba. En esta oportunidad , como la mamá del novio, dijo sentirse más adaptada al grupo   y con muchas energías para seguir trabajando duro.

Iván Lemus asegura que  la respuesta de los jóvenes a la convocatoria de este proyecto cultural  refleja la necesidad de espacios  para la comunidad hispana en Canadá.  El deseo y la energía para hacer  teatro  se refleja en esa iniciativa propia de cada uno de los integrantes del grupo, quienes realizan un trabajo voluntario donando su tiempo libre con el fin de por hacer teatro.

Para el director del grupo este sacrificio es compensado con el apoyo del público, quien a través de su   asistencia , agrega,  refleja la apertura de las comunidades a conocer más de la riqueza que ofrece la cultura hispana.

La preparación del montaje de la obra tomó al grupo 6 meses, que culminan con el ofrecimiento de 9 presentaciones al público hispano y canadiense.

El ciclo de presentaciones dio inicio el pasado 29 de mayo en los recintos del  teatro  de la biblioteca Palmerston, en Toronto, ubicada en el 560 de la avenida Palmerston, y se extenderá hasta el 21 de Junio.
 

Be the first to comment on "Fluye el arte hispano durante las Bodas de Sangre en el Teatro de Palmerston, de Toronto"

Leave a comment