Familias latinas celebran la navidad a lo grande con ayuda del Centro para Gente de Habla Hispana

OSCAR VIGIL / TORONTO /
Santa Claus no siempre llega vestido de rojo. Puede llegar de saco y corbata, con camisa a cuadros y pantalón vaquero, e incluso con uniforme de policía, tal y como sucedió dos días antes de navidad en las instalaciones del Centro para Gente de Habla Hispana. En dicho lugar, ubicado en la zona noroeste de la ciudad, precisamente donde según las estadísticas oficiales se encuentra la mayor concentración de hispanos en Toronto, gracias al esfuerzo conjunto del Centro para Gente de Habla Hispana, de la División 31 de la Policía de Toronto y de la Fundación Project Engagement, varias familias de la comunidad recibieron pavos, jamones, frutas y vegetales, entre otros alimentos, como dotación especial para que pudieran celebrar a lo grande esta época de festividades.

 

 

Al lugar se hizo presente una familia hispana compuesta por papá, mamá y seis hijos, otra conformada por una madre soltera y sus tres pequeños, así como también familias recién llegadas al país y otras que en estos momentos están atravesando situaciones difíciles. Todas ellas, sin excepción, recibieron dotaciones de alimentos que con toda seguridad les harían más fácil el poder celebrar a plenitud la navidad de este año.

Mirla Cuero, de origen colombiano y con dos hijos, fue una de las personas que llegó al CGHH para ser partícipe de la celebración, y con mucha alegría expresó que la noche de este 24 de diciembre con toda seguridad en la mesa de su casa se celebrará la navidad con pavo.

“Yo estoy muy contenta y muy agradecida de que se hayan tomado la molestia de regalarnos ese detalle, y en una temporada de navidad que es cuando como que más que nos hace falta y cuando más lo podemos aprovechar con nuestros hijos. Yo estoy feliz y contenta”, aseguró.

Igual opinión mostró Lorena Pérez, de origen mexicano y madre de tres pequeños, quien calificó la acción realizada por el CGHH, la División 31 de la Policía de Toronto y la fundación Project Engagement, como “un acto muy bondadoso porque nos ayuda cuando algunas personas no tenemos como que los recursos como para tener una gran cena de navidad… y gracias a estos programas la vamos a tener”, aseguró.

Prácticamente no hubo familia presente en la actividad que no quedó sorprendida al ver la cantidad y calidad de los productos que recibió, lo cual de alguna manera hasta les generó un poco de preocupación al pensar cómo harían para transportar hacia sus hogares las cuatro cajas de alimentos que les habían proporcionado. Lorena dijo, con una expresión de alegría pero también a la vez de lamento, que tendría que buscar un taxi, y sin lugar a dudas respiró tranquila cuando las autoridades del CGHH les anunciaron que la entidad les daría una ayuda para que pudieran pagar el servicio de transporte.

Claudio Ruiz, Director del Centro para Gente de Habla Hispana, explicó que la actividad de entrega de la dotación navideña para las familias de la comunidad hispana fue posible gracias a la iniciativa de la División 31 de la Policía de Toronto, la cual a través del Inspector Nick Memme se les acercó para buscar empezar un diálogo y ver cómo podían trabajar conjuntamente a fin de alimentar y cultivar buenas relaciones entre la entidad policial y la comunidad hispana beneficiaria de los programas del CGHH.

“Fue a partir de esa idea y de ese diálogo que surgió la iniciativa de incluirnos como una de las agencias a quienes la fundación Project Engagement, que es una fundación que con apoyo de la comunidad y de diferentes negocios recibe y prepara cajas que dona a diferentes familias a través de la ciudad de Toronto, haría entrega de las dotaciones navideñas”, explicó Ruiz.

En esa lógica, el dirigente hispano aseguró que la acción realizada esa tarde era un gesto que el CGHH impulsaba de compartir el espíritu navideño con la comunidad, “porque nos damos cuenta que hay muchas personas acá que quizás no tienen a toda su familia y quizás están en una situación que están un poco aislados, y entonces queremos sacar a esa gente hacia la comunidad, que sean visibles, y hacerlos sentir que son parte de una familia aun más grande que es la comunidad latinoamericana hispanohablante de acá de Toronto”.

“Este es un pequeño gesto que tenemos la esperanza de ampliarlo mucho más el año que viene, dado que este año todo esto se empezó hace apenas dos semanas solamente. Todo esto se dio hace dos semanas, entonces, para el año que viene, con mas anticipación ya que ellos ya expresaron la intención de querer darnos todavía más productos para la comunidad, lo haremos de una forma más amplia”, apuntó.

Ruiz explicó que actividades como la realizada esa tarde, así como también la celebración de la navidad con los niños de la comunidad hispana que llevaron a cabo la semana anterior, son parte del trabajo que los empleados del CGHH realizan de forma constante, con la diferencia de que en algunas de las actividades, como la del martes, ahora están recibiendo más apoyo de personas y de otras entidades fuera de lo que es la comunidad hispana.

“Y es una manera en que a nosotros nos da un alcance mayor, nos da una visibilidad mayor, y también refuerza la imagen del Centro que siempre ha sido de un Centro que trata de ayudar a la comunidad con los recursos a veces limitados que se nos facilitan para poder hacer este tipo de actividades y todavía más por la comunidad”, aseguró.

Por su parte, el Inspector Memme explicó que la idea detrás de la actividad que estaban promoviendo con el CGHH y con la fundación Project Engagement era sencillamente ayudar a aquellas personas menos afortunadas en la comunidad, especialmente en esta época de navidad y de año nuevo en que muchas necesidades salen a flote.

“Nosotros tratamos de trabajar con las diversas comunidades que hay en la ciudad, eso es muy importante en una ciudad tan multicultural como es Toronto, y tratamos de trabajar conjuntamente con todos los sectores, que se vea que la policía está involucrada con la comunidad, que queremos ayudar a la gente, a los menos afortunados”, aseguró.

Agregó que la comunidad hispana es un grupo poblacional grande en la zona que le corresponde trabajar a la División 31 de la Policía de Toronto, y que de hecho probablemente es la cuarta o quinta comunidad más grande en la ciudad de Toronto, y que por tanto es una comunidad con la cual el ente de seguridad pública definitivamente debe involucrarse.

“Tenemos que trabajar con la comunidad hispana, con los líderes de la comunidad, y con el Centro para Gente de Habla Hispana es muy importante trabajar de una forma muy cercana”, aseguró, antes de confirmar que la actividad de esta semana fue la primera de una serie de esfuerzos más que vendrán más adelante, especialmente el de las dotaciones navideñas que a partir de ahora se llevará  a cabo todos los años.

De hecho, explicó, hay razones especiales para hacer un esfuerzo particular con la comunidad hispana dado que la persona que ha estado promoviendo durante ya cuatro años este trabajo de entregar dotaciones navideñas a los más necesitados tiene vínculos con los latinoamericanos dado que nació en Argentina.

Vincent Gasparro, quien junto con su padre creó la fundación Project Engagement con el objetivo, entre otros, de proveer alimento a las familias menos afortunadas de Toronto y del GTA, explicó que este año las dotaciones navideñas han llegado a más de doscientas familias seleccionadas, entre ellas por primera vez a pertenecientes a la comunidad hispana, las cuales continuarán recibiendo este tipo de ayuda en los próximos años.

“Para nosotros es importante tratar de proveer ayuda con dignidad a la gente que lo necesite, y particularmente es importante tratar de proveerles pavos, jamones, vegetales, etc., a las familias durante una época tan difícil del año como es la navidad”, aseguró, algo con lo que sin lugar a dudas muchas familias hispanas estuvieron de acuerdo la tarde del martes.

Be the first to comment on "Familias latinas celebran la navidad a lo grande con ayuda del Centro para Gente de Habla Hispana"

Leave a comment