Empresario hispano dona $1.5M al Hospital Sunnybrook de Toronto

OSCAR VIGIL / TORONTO
Sin duda Juan Carranza y su hermano Cesar conocen de primera mano lo que significa un trauma. Ellos junto con toda su familia debieron abandonar su natal El Salvador en el año 1980 huyendo precisamente de la cruenta guerra civil que en esos años abatía su país y que dejó decenas de miles de víctimas.
Es quizás por ello que escogieron al Hospital Sunnybrook para hacer una de las donaciones más grandes que un hispano o una empresa hispana haya hecho a una entidad canadiense en la historia de la comunidad en este país: $1.5M.

“Somos una comunidad que ha venido a aportar a Canadá”, dijo el abogado salvadoreño Juan Carranza en una ceremonia sencilla pero significativa, en la cual donó un millón y medio de dólares al Hospital Sunnybrook, de Toronto, la más grande donación que el nosocomio ha recibido de una firma de abogados.

Juan, junto con su hermano Cesar, son los propietarios de la firma de abogados Carranza Barristers & Solicitors, empresa que en sus 16 años de existencia en Canadá se ha consolidado como una de las firmas de abogados multiétnicos más grandes del país, con cerca de un centenar de abogados y asistentes legales que hablan más de una decena de lenguas.

“Para nosotros, como una firma que ha sido compuesta por inmigrantes latinoamericanos, es importante dejar sentado que somos una comunidad que hemos venido a aportar a Canadá”, dijo Carranza, antes de explicar que a veces se piensa de una forma estigmatizada que la comunidad hispana radicada en este país sólo ha llegado a pedir y recibir del sistema canadiense.

“Pero nosotros somos una comunidad que hemos venido a aportar, a construir, y de esa manera no sólo esperamos estar dando las gracias, sino que también estar dando un ejemplo para otras entidades que apoyen las instituciones fundamentales de este país como son la salud, los hospitales y las instituciones educativas”, apuntó.

La donación forma parte de una serie de contribuciones que la firma Carranza realiza año con año a diferentes entidades sociales y humanitarias, tanto en Canadá como en otros países de América Latina, y que en este caso servirá específicamente para que se termine de construir el Centro de Investigación que el Hospital Sunnybrook está implementando sobre cuidados post traumáticos.

El Centro de Ciencias de la Salud Sunnybrook (Sunnybrook Health Sciences Centre) es el mayor centro de atención de traumas en Canadá y es líder nacional en terapias guiadas por imágenes. Sus orígenes se remontan a la segunda guerra mundial, ya que funcionó como un centro de atención y rehabilitación para los heridos en combate, hasta convertirse hoy en día en uno de los hospitales de mayor crecimiento y tecnologización en Norteamérica.

El Gerente de la Fundación del Hospital Sunnybrook,  Kevin Goldthorp, aseguró que el aporte dado por la firma Carranza constituía la donación más grande jamás recibida por el Hospital  Sunnybrook de una firma de abogados. “Hoy estamos celebrando un regalo muy generoso. Carranza se une al hospital para apoyar uno de nuestros proyectos de inversión clave en este momento, el cual duplica el tamaño de nuestras instalaciones de emergencia y trauma. Al apoyar financieramente con una donación de 1,5 millones de dólares, se convierte en la donación más grande de la historia hecha por una firma de abogados”, enfatizó Goldthorp.

La familia Carranza abandonó El Salvador en 1980, vivió seis meses en México, luego cruzó la frontera hacia los Estados Unidos donde no pudo obtener un estatus migratorio, por lo que en 1983 inmigró definitivamente a Canadá.

En el año 1985 Juan Carranza ingresó a la universidad, y en el año 1989 entró a la facultad de derecho para graduarse en el 92 y ser aceptado como abogado en el año 94. De inmediato fundó su oficina legal y poco después estudió una maestría en Administración de Empresas, conduciendo la firma hasta convertirla en la sólida y respetada empresa de abogados que es hoy en día.

Al ser preguntado sobre cómo se sentía siendo inmigrante hispano y habiendo hecho una donación de esa magnitud a una entidad canadiense, dijo que se llenaba de orgullo colectivo dado que la donación es producto de un esfuerzo que no ha sido solo de él sino que también de sus socios y empleados.

Explicó que al inmigrar a Canadá le tocó “como a la mayoría de inmigrantes hacer trabajos de todo tipo, trabajos dignos, de mesero, de limpieza, de fabrica, de construcción, siempre fueron trabajos a medio tiempo en medio de estar estudiando”, y que realmente hasta este momento aun no se había puesto a reflexionar de manera profunda qué tanto era el camino que había recorrido, ya que era una distancia larga y muy corta al mismo tiempo.

Cesar Carranza, por su parte, dijo que era un orgullo poder aportar la millonaria donación al Hospital Sunnybrook, dado que es una entidad de mucha utilidad para el país, así como también por el haber podido dar algo de regreso a la sociedad canadiense en nombre de los hispanos y en nombre de su firma de abogados.

Reciba la edición impresa de Revista Debate en la puerta de su casa. Suscríbase ya durante todo un año por sólo $10.00

{module Suscribase a la edicion impresa de Revista Debate|none}

 

Be the first to comment on "Empresario hispano dona $1.5M al Hospital Sunnybrook de Toronto"

Leave a comment