El frío y la nieve se están haciendo sentir en Canadá durante esta temporada de invierno

CAROLINA TEVES / TORONTO
Un manto de frio polar mantiene cubierta una gran porción de Canadá desde la semana pasada, lo que ha provocado una situación de alerta en diversas ciudades. El efecto climatológico ha  provocado un descenso en las  temperaturas que va desde los 20 hasta los 50 grados bajo cero, por lo que algunos expertos han afirmado que en estos días Canadá es más frio que el polo norte. El Instituto meteorológico  hizo públicas varias advertencias por las temperaturas árticas. La alerta se extendió debido a los efectos causados por el viento que intensifican en un alto porcentaje la sensación del frio.
El frio que se ha instalado en el país ha impactaron el sistema de transporte en las provincias de Ontario y Quebec, el cual ha sufrido varios retrasos a pesar de que las autoridades ya habían anunciado que estaban preparadas para enfrentar  cualquier situación.

Las bajas temperaturas también provocaron  el jueves y viernes de la semana pasada una inundación en Montreal  y otra en Toronto, causando importantes daños en el sistema eléctrico. Solamente en Toronto, que se caracteriza por ser uno de los principales puntos de llegada de la comunidad inmigrante, se vio afectado seriamente con un corte de energía eléctrica que dejó a oscuras una gran porción del área oeste de la ciudad, lo que generó que alrededor de doscientas cincuenta mil personas se vieran afectadas por la falta de electricidad y de calefacción durante más de 12 horas, al momento en que la ciudad experimentaba temperaturas de 30 grados bajo cero.

Un gran porcentaje de la comunidad hispana que se encuentra asentada en la zona oeste de Toronto fue sorprendida por la emergencia; los que tenían a quien acudir, se comunicaron para pedir el apoyo de familiares y amigos en la búsqueda de refugio, o desplazarse hasta los lugares asignados por la municipalidad, pero los que recién llegaban a la ciudad, como María Ruiz con sus dos pequeñas hijas, no les quedó otra opción mas que esperar a que el fluido eléctrico fuera restablecido. La barrera del  idioma y la sensación de impotencia le llevaron a experimentar una sensación de  pánico.

María afirma que al llegar a Canadá lo que mas le encantó a sus hijas fue la nieve, sin embargo el frio es un factor con el que aun tiene mucho que conciliar, especialmente después de la fría noche que le tocó pasar sin calefacción. En esa oportunidad la municipalidad habilitó varios centros de refugio que funcionaron para atender la emergencia de las personas que no tenían energía eléctrica en sus casas. Bibliotecas, Centros Comunitarios y la alcaldía abrieron sus puertas para atender a los sectores que quedaron vulnerables al frio.
 
Así mismo, Montreal, Toronto, Regina, Winnipeg  y otras ciudades doblaron la vigilancia para evitar que  personas que duermen en las calles  permanezcan a la intemperie.  Cuando el clima sobrepasa los -30 grados centígrados, una persona puede comenzar a congelarse si permanece expuesta al frio mas de 15 minutos, según lo han advertido los expertos en el tema. El número  de albergues fue incrementado y las diferentes entidades de emergencia permanecen en alerta.

Los últimos reportes pronostican que este será uno de los inviernos más fríos y con más nieve en los últimos años en el país. Según los datos, el invierno que mas nieve dejo en Canadá fue el del año 1939, fecha en la que se reportaron 200 centímetros de acumulación en Toronto, mientras que este invierno ya lleva acumulado 115centimetros. Teniendo en cuenta que estamos a mediados de enero y que aun falta lo más fuerte del invierno, las precipitaciones de nieve del 2009 podrían superar las registradas en aquella época, según los pronósticos. De momento los meteorólogos advierten que se avecina otro frente frio con fuertes vientos para el fin de semana. Se espera que las temperaturas más altas lleguen a 9 grados bajo cero, y a esto se suman  posibilidades de más nieve.

De esta manera María Ruiz, junto  a sus dos hijas, así como miles de latinos que residen en Canadá y los que están por venir, serán recibidos y permanecerán con alfombra de nieve y un manto de hielo.

La ciudad de Toronto mantiene como números de emergencia para adultos y jóvenes que necesiten refugio el teléfono  1-877-338-3398, que funciona las 24 horas del día. Así mismo, las familias que necesitan encontrar un techo donde albergarse pueden comunicarse al 416-397-5637 que corresponde al Central Family Intake. Por el momento hay alrededor de 4,000 camas disponibles ubicadas en más de 50 instalaciones habilitadas por la ciudad mientras  se mantenga la alerta de frio.  

Be the first to comment on "El frío y la nieve se están haciendo sentir en Canadá durante esta temporada de invierno"

Leave a comment