Canadá podría reducir el número de inmigrantes debido a la crisis económica

CAROLINA TEVES / TORONTO
Las puertas de Canadá podrían ser cerradas en los próximos días a miles de inmigrantes debido al incremento en el nivel de desempleo en el país. Así lo expuso el  ministro canadiense de Inmigración, Jason Kenney al dirigirse al Parlamento de Ottawa  mientras se discutía el problema del desempleo en este país.
El funcionario sostuvo que el gobierno mantiene su compromiso de aceptar un promedio de 250  mil residentes permanentes en 2009, sin embargo, agregó que el empeoramiento de la situación económica podría llevar a reconsiderar esa meta en los próximos meses.
“No queremos que la gente llegue a Canadá y enfrente el desempleo. Tenemos que ser sensibles al cambiante mercado laboral y haremos las modificaciones si fuera necesario”, señaló Kenney, enfatizando que no hay otro país desarrollado que “esté planeando mantener sus actuales niveles de residentes permanentes”, y que dada la situación del empleo el gobierno vigilará la situación de inmigración “muy de cerca”.

Medios canadienses han revelado que 129 mil puestos de trabajo se perdieron en Canadá el mes pasado, lo cual incrementó el índice de desempleo nacional a un 7,2 por ciento.

Una reunión del ministro de inmigración a nivel federal y de sus homólogos de las provincias canadienses está prevista para marzo próximo, y en ella se decidirá si se mantiene el objetivo de aceptar 265 mil inmigrantes que está propuesto para el presente año.

De ese total previsto para el 2009, 156 mil son de la categoría “económica”, 71 mil de la categoría “reunificación familiar” y 38mil pertenece a la categoría “humanitaria”, que incluye los refugiados, señaló el ministro

Otro de los programas que también podría resultar afectado por la problemática del desempleo es el de los trabajadores temporales. Este programa  ha abierto las puertas a más de 200 mil trabajadores que dejan sus países de origen para venir a trabajar por periodos de dos años o más.

El Ministro de Inmigración dijo que  el gobierno está  observando la economía de Canadá y que no dudará, si es necesario, en reducir el número de inmigrantes que se permite en el país.

En una reacción inmediata a las declaraciones gubernamentales,  representantes del partido liberal, de oposición,  acusaron al gobierno de buscar un pretexto para reducir la inmigración, y pronosticaron que habrá recortes masivos ya que el gobierno no está a favor de los inmigrantes.

“Ellos van a recortar. Ellos se van a recortar masivamente”, dijo el parlamentario Jim Karygiannis a los reporteros. “Este gobierno no es un gobierno que está en favor de los inmigrantes”, agregó.

Anteriormente, Karygiannis dijo que ahora se estaba tomando mucho más tiempo para procesar las solicitudes de inmigración. Mientras que el tiempo promedio de tramitación en el año 2004 fue de 43 meses, en el 2008 fue de 68 meses.

Kenney puso en tela de juicio las estadísticas, añadiendo el departamento ha reducido su cartera en el último año.

Por su parte, la diputada del Partido Nuevo Demócrata, Olivia Chow, dijo que el gobierno debería reducir el número de trabajadores extranjeros temporales, pero no el número de inmigrantes que puede aceptar.

“En estos tiempos económicos difíciles no debemos tener trabajadores temporales extranjeros llegando, bajando los salarios de los trabajadores de Canadá”, aseguró, pero dijo que los inmigrantes gastan mucho de su dinero en el país, y que sus hijos ayudan a renovar demográficamente a Canadá.

Cuestionado por Chow sobre el aumento de los tiempos de espera para procesar las solicitudes de refugio, Kenney dijo que su departamento está trabajando en ello, pero que los refugiados realizan reclamaciones fraudulentas que obstruyen el sistema. En el caso de México, dijo, el 90% de las solicitudes de refugio son rechazadas.

Be the first to comment on "Canadá podría reducir el número de inmigrantes debido a la crisis económica"

Leave a comment